¿Porqué nosotros no proporcionamos fondos para salarios de pastores o apoyos?

Es nuestra respetable opinión que quienquiera que se designe para tomar su posición como pastor o líder de iglesia, deberá tomar primeramente la responsabilidad para el apoyo necesario del hombre y su familia.

Ningún hombre deberá estar en su rol de pastor si no es llamado por Dios, siguiendo el ejemplo de Juan 1.6. En este caso el pastor ejercería su fe en Aquel que lo ha elegido, llamado y enviado al ministerio; por “donde Dios Guía, Dios también provee,” y como dijo maravillosamente CT Studd hace algunos años, “ la obra de Dios, hecha a la manera de Dios, nunca carecerá de la provisión de Dios.” Jesús lo pone muy simple diciendo, “Buscad primero el reino de Dios y su justicia, esto es, Su manera correcta de vivir y hacer las cosas, y todas estas cosas os serán añadidas.”

Esta ha sido nuestra experiencia durante más de treinta años, así que nuestras preguntas para cualquier pastor que esté leyendo esta página buscando apoyo financiero son:

Primero, ¿Está usted haciendo la obra de Dios sinceramente buscando la venida del reino de Dios?
Segundo, ¿Está usted haciendo la obra a la manera de Dios o a la manera del hombre?

Ahora, permítanme agregar dos preguntas más:

¿Está usted enseñando a su congregación el dar en la forma Bíblica, sin importar cuán pobres sean?.

¿Está usted enseñándoles con su propio ejemplo dando y trabajando entre los perdidos, los últimos y los menos favorecidos?.

Si su respuesta es positiva, entonces usted puede esperar que con su fe y confianza se liberará la provisión. La palabra pro significa para, asi es que la palabra pro-visión significa el sustento de Dios para que la visión de dar de Dios sea cumplida. Asi es que si un hombre o una mujer son enviados por Dios, ellos deben creerle a Dios y nunca mendigar a los hombres con historias de pobreza.

Las preguntas acerca de dar son importantes porque los hombres han probado a lo largo de los siglos que dar, ya sea en forma personal o corporativa, es el gatillo que libera el cumplimiento de las promesas de Dios concernientes al dinero, por ejemplo: "Dad, (primero) y se os dará."

Por supuesto, el Señor tiene muchas formas de proveer y con frecuencia o no, estas formas involucrarán a otros creyentes quienes son movidos por Su mano y Su espíritu. En consecuencia, debería ser absolutamente normal que si un pastor ha sido escogido o electo por una congregación, entonces esa congregación debería ir a la cabeza proveyendo para su líder y su familia. De seguro sería una desgracia para una iglesia no cuidar de aquel quien da su vida para servirlos cuando lo soliciten. La cuestión de apoyo debería primero ser discutida y al final también con los ancianos y la iglesia, antes de avergonzarlos y revelar su mezquindad por medio de peticiones a la gente afuera de la iglesia o del extranjero.

Si un pastor ha sido enviado por un cuerpo de creyentes a otro lugar, entonces ese grupo debe tomar la responsabilidad principal para el apoyo de su misionero. Por supuesto un misionero puede elegir ser autosuficiente a través del trabajo, siguiendo el ejemplo del apóstol Pablo y la multitud de los llamados honorables “fabricantes de tiendas” a lo largo de la historia.

Si un pastor de alguna manera se ha designado a sí mismo para el rol, entonces el debería ser lo suficientemente honesto para apoyarse a si mismo por medio del trabajo o de las donaciones de amigos que lo apoyen a él y a su visión.

El Fondo DCI está muy complacido de apoyar el trabajo de evangelismo, misión, entrenamiento y proyectos de compasión entre los pobres, pero por las razones descritas, pedimos que nos disculpen por no aceptar solicitudes para proporcionar sueldos o salarios, autos, computadoras o apoyo personal desde el extranjero para líderes de iglesias.Gracias por su paciencia y comprensión, si no estamos en lo correcto, estamos abiertos a ser corregidos mostrando una forma mejor.

Share Button

Tambien se dispone en: InglésIndonesioPortugués, Brasil