Llamados para Dar

Si Dios le ha llamado para dar ya sea grandes cantidades o pequeños sacrificios, entonces podría pensar acerca de este consejo, merced a nuestros 27 años de experiencia y posiblemente le evitaría a usted mismo bastantes decepciones.

1. Tenga cuidado con las historias de tragedias y de presión espiritual

Escuche lo que Pablo nos dice en 2 Corintios 8 en la versión del mensaje de la Biblia: quiero que cada uno de ustedes se tome todo el tiempo para meditar acerca de esto, y que esté preparado para lo que va a dar. Esto le protegerá en contra de historias trágicas y malévolas. Tome tiempo para pensar y para orar. El dinero que usted tiene nunca fue suyo, no es suyo ahora ni nunca lo será; ha sido encomendado a su cuidado y puede estar seguro que el Donante original tiene el pensamiento y la voluntad de hacia donde va a ser enviado en SU nombre. Pida y recibirá sabiduría, y con paciencia la luz resplandecerá, pero siempre deseche todo, si todo; las historias de tragedias y las de maldad piden tocar sus emociones pero le dejan su espíritu frio.

2. Tenga cuidado con las señales que le indican una buena dirección

¿Cómo es la persona que se acerca a usted?

Está tratándolo como a un hermano o como a un banquero o peor, como a un cajero automático empotrado en la pared. ¿Le honrará a usted con una amistad recíproca?

Es probable que la persona sea un buen comunicador porque usted querrá saber bastantes cosas ahora y después

¿Puede él o ella proporcionar evidencia y referencias que demuestren su integridad?

¿Hay un historial que diga que más allá de la compasión, este hombre o mujer también tiene capacidad? El hecho es que mucha gente tiene un buen corazón, pero sus manos no saben que hacer y poner dinero en esas manos será un error.

Es muy fácil perder el dinero de alguien más, así que no permita que sea el suyo.

3. Tenga cuidado de la codicia oculta en palabras espirituales

Nosotros somos continuamente sorprendidos y decepcionados que solo unos pocos pidan ayuda para alcanzar a los perdidos, los últimos y los desatendidos del mundo y no haya escasez de gente pidiéndonos que les compremos autos, computadoras y edificios para ellos.
La codicia es bastante capaz de engañar aún a la persona que le está pidiendo ayuda. La codicia se puede ocultar a sí misma en toda clase de palabras nobles pero en el fondo es sencillamente codicia para tener lo que otros han obtenido. Jesús dijo, “¡Cuidado! Estén en guardia de toda clase de codicia; la vida de un hombre no consiste en la abundancia de sus posesiones.” Esto está en Lucas 12:14-16.

4. Tenga cuidado del síndrome de los diez leprosos

Si usted recuerda la historia, esta es donde Jesús sanó a los diez leprosos, pero sólo uno regresó para decir gracias y para contar lo que sucedió. Si sospecha que esto le puede pasar a usted, y hay mucha posibilidad de que suceda, ya que hay bastante gente en el mundo que nunca ha pensado en decir gracias, entonces decida ahora cuanto le importa a usted. El Señor quisiera que usted diera incondicionalmente sin necesidad de recibir las gracias, porque como dice Proverbios 19.17, el que da al pobre le presta al Señor y Él pagará la deuda, sin embargo es bonito tener una palabra de agradecimiento.

5. Tenga cuidado con las abejas y las mariposas

Las mariposas pueden ser muy hermosas a la vista y las abejas producen una miel deliciosa, hasta aquí no hay problema, pero hay que estar consciente que su naturaleza es moverse de flor en flor para recoger el polen que necesitan. Ellas pueden regresar a la misma flor varias veces pero cuando sienten que ya no hay polen que recoger, nunca las volverá a ver de nuevo.

6. Tenga cuidado al recibir más de lo que usted ha dado

Usted ya sabe esto. Usted da una cantidad simbólica para una solicitud general y en respuesta recibe un suministro inagotable de magazines a color caros, cartas firmadas por computadoras que están orando por usted por nombre y ríos de e-mails, todos pidiendo más dinero. Simplemente no empiece a rodar la pelota al entrar a la base de datos de recaudación de fondos. Hay una industria completa ahí afuera dedicada a la recaudación de fondos y lo más probable es que la mayoría si no es que todo lo que usted ha donado, irá a parar a la fundación para la recaudación de fondos y para la impresión de los magazines.

Así que tenga cuidado con las trampas y conozca con seguridad que el dar a Dios y a Su llamado para bendecir a los perdidos, los últimos y los desatendidos del mundo, es el gatillo que libera una explosión de prosperidad otorgada por Dios para que usted haga aún más.

Como dijo Pablo, “Dios es capaz de hacer que toda la gracia abunde en usted, así que en todas las cosas, en todo momento, teniendo todo lo que necesita, usted abundará en cada buena obra.

En el contexto de ser un donante generoso, Dios, quien provee la semilla al sembrador y pan para alimento, promete que “también abastece e incrementa su provisión de semilla y amplía la cosecha de su rectitud. Usted será rico de cualquier manera por lo tanto puede ser generoso en toda ocasión, y su generosidad resultará en una acción de gracias a Dios.

¿Le gustaría agregar algo a esta página?, usted puede enviando un e-mail aquí.

Share Button

Tambien se dispone en: Inglés Indonesio Portugués, Brasil