18 Noviembre, 2011

Michael Singini desde Malawi cuenta que el transporte está paralizado, con gasolineras vacías mientras que personas inescrupolosas venden unos pocos litros de Diesel diluido con parafina al doble de precio. Los precios en las tiendas se han triplicado y la gente ahora está sumida en la más profunda pobreza. Yo solamente como una comida al día; la misión aún no terminó la clínica para la aldea pero no puedo contratar un camión para que traiga los materiales.

Josh Billings dice que en los tiempos difíciles consideremos las estampillas de correo: su utilidad radica en la habilidad de pegarse a algo hasta llegar a destino.

Share Button

Tambien se dispone en: Inglés Portugués, Brasil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.